Inicio » Publicaciones con la etiqueta 'docentes'

Archivo de la etiqueta: docentes

Otras recomendaciones para armar tus secuencias con ogros

La venganza del ogro”, de Alicia Barberis. Editorial Salim, 2017

La epidemia de baba verde amenaza la vida de los ogros en Bersabea. El ogro mayor le encomienda a Pentus una peligrosa misión: deberá recuperar el Libro Sagrado, de un castillo en la Tierra de los Hombres, con la fórmula de la pócima que cura la enfermedad. Pentus, ayudado por su capacidad de transformarse en cualquier cosa, irá en su búsqueda, pero también movido por el deseo de concretar una venganza. No sabe que en el camino lo espera la princesa Repollina y muchos sentimientos desconocidos.

Novela de intriga, aventura y romance.


“Cuento con ogro y princesa” de Ricardo Mariño. Colihue, 2014

Una princesa será devorada luego de ser cocinada con papas al horno.

El autor que está escribiendo esta obra, le pide ayuda a Atilio Rubinato, personaje de cuentos, para que entre en escena y salve a la princesa. ¿Lo logrará? ¿Cuál será su papel?.

Un cuento diferente en el que el autor está presente en la historia.


“El sastrecillo valiente”, versión de Alicia Barberis. Editorial Salim, 2013.

Un pequeño sastre mató siete moscas de un golpe y decidió recorrer el mundo para difundir su hazaña. A poco de andar se enfrentó a un gigante y logró vencerlo. Fue así que su fama llegó a oídos del rey, quien le prometió la mano de su hija y la mitad de su reino si terminaba con dos terribles ogros. ¿Logrará lo que le piden?

Una historia para trabajar con temas como la valentía y el derecho a la integridad física.


“Pulgarcito”, versión de Alicia Barberis. Editorial Salim, 2013.

Pulgarcito era el más pequeño de siete hermanos y soportaba las burlas de los demás, que lo creían tonto.

Una noche en que se encontraban perdidos en el bosque, logró llevar a sus hermanitos hasta una casa. Pero pronto se dio cuenta de que debería usar toda su astucia, porque allí vivía un ogro. Un cuento para dialogar sobre el coraje y el respeto a las diferencias.


“Diario de un Ogro”, de Valeria Dávila y Mónica López. Editorial La Brujita de Papel.

Esta es la historia de un ogro que escribe en su diario a partir de la falta de ogros en el mundo y su idea de crear colegios y las materias que allí se dictarán.

Una historia  muy graciosa, entretenida y divertida, contada en verso, que nos invita a seguir investigando las características que tienen estos personajes.


Sugerencias para realizar durante y/o al finalizar las propuestas.

  • Obra de teatro.
  • Obra de títeres.
  • Álbum de ogros
  • Encuentro de cine en el aula para compartir películas en las que los ogros sean los protagonistas.
  • Booktrailer con recomendaciones.
  • Grupo de WhatsApp para conversar, recomendar y compartir.
  • Zoom o meet para socializar el resultado de lo trabajado, con las familias.
  • Nube de palabras, a través de la aplicación WordClouds.
  • Mural colaborativo en la plataforma digital Padlet.

VOLVER A LA SECUENCIA

Ogros: Sexta entrega

PROPUESTAS PARA LOS DOCENTES

  • Recordar las partes en las que se divide un cuento: Principio, Conflicto y Desenlace y lo que sucede en cada una (Introducir la utilización de conectores temporales).
  • Proponer la escritura de una nueva historia con ogros. Uso de borradores.

PROPUESTAS PARA LOS ALUMNOS

  • Escribir una historia en forma individual sobre ogros, teniendo en cuenta los distintos momentos del cuento, el tiempo,  el lugar, los personajes, el conflicto y el cierre.
  • Armar un libro de cuentos con ogros para la biblioteca del aula.

VOLVER A LA SECUENCIA

Ogros: Quinta entrega

PROPUESTAS PARA EL DOCENTE

  • Compartir con sus alumnos el texto de “Pulgarcito”, que lo lean en sus casas las veces que sea necesario, para  luego compartir con sus compañeros y docente.
     En medio de un bosque vivían un leñador y una leñadora muy pobres, con sus siete hijos. El más chico, que no era más grande que el dedo pulgar, se llamaba Pulgarcito. Lo creían tonto porque tenía siete años y hablaba poco. Pero no era así. Corrían épocas de hambruna. Una noche, escondido en un jarrón, Pulgarcito oyó a sus padres decir que pensaban dejarlos solos para que buscaran su suerte, porque ya no les quedaba comida.
  Al otro día los abandonaron en el bosque, sin contar con la astucia del más pequeño. Pulgarcito había buscado piedras del río y las había ido arrojando a medida que avanzaban. Les pidió a sus hermanos que lo ayuden a juntarlas y pronto estuvieron de regreso.
   Pero la segunda vez no les fue tan bien: en el río no quedaban piedras. Así que Pulgarcito robó el último pedazo de queso que quedaba en la despensa, y fue arrojando trocitos por el camino.
   Pero para cuando el sol se ocultó y quisieron seguir la huella, vieron que los ratones se los había comido.
   El bosque era un pozo oscuro y se oía aullar a los lobos; los siete hermanitos sintieron mucho miedo. Pulgarcito divisó una luz y después de mucho caminar llegaron a una casa. El pequeño pidió pasar la noche pero la mujer que atendió la puerta dijo:
-Es que aquí vive un ogro que se come a los niños.
– Si no entramos nos comerán los lobos – replicó Pulgarcito.
   La mujer del ogro los hizo pasar y los escondió debajo de la cama. Pronto llegó el ogro y se puso a olfatear.
– ¡Aquí huele a carne humana! – gritó.
– Es el cordero que estoy asando- dijo su esposa.
Pero el ogro no le creyó, y se puso a buscar hasta encontrarlos. Los sacó a los siete, uno tras otro. Los niños le pedían misericordia. Pero era el más cruel de los ogros y preparó su cuchillo para degollarlos.
-Mejor déjalos para mañana – rogó su mujer-. Hay demasiada comida.
 -Cállate – bramó él.      
– Además del cordero hay un cerdo y cinco gallinas – insistió ella.
-Está bien- dijo el ogro -.
   Pero mañana los harás en guiso. El ogro tenía siete hijas ogresas, de ojos redondos y unos afilados dientes muy separados. Las habían acostado temprano en una gran cama, cada una con una corona de oro en la cabeza. En el mismo cuarto había otra cama, y en ella pusieron a dormir a los siete niños, cada uno con su gorro.
   Pulgarcito, temiendo que el ogro se arrepintiera de no haberlos degollado, se levantó, puso los gorritos a las niñas, les quitó las coronas de oro y las puso en sus cabezas. Al rato entró el ogro con su cuchillo y tanteó en la oscuridad. Al comprobar que sobre la almohada estaban las coronas, pensó que en esa cama estaban sus hijas, así que fue hacia la otra, y cortó las siete cabezas con gorritos. Después regresó a acostarse.
   Apenas Pulgarcito oyó los ronquidos, despertó a sus hermanos y escaparon.
   A la mañana, cuando el ogro fue a buscarlos, vio que había cortado las cabezas de sus hijas y se puso a gritar:
-¡Ay, qué hice!¡ Me la pagarán estos desgraciados! Y se puso las botas de siete leguas para alcanzarlos más rápido.    Pulgarcito y sus hermanos corrieron toda la noche y cuando vieron venir al ogro se ocultaron dentro de una cueva.
   El ogro, agotado, se sentó a descansar a la sombra de las rocas y se durmió.
   Pulgarcito con mucho cuidado, le quitó las botas y se las calzó. Y estas, mágicamente, se ajustaron a sus pies. En minutos llegó a la casa del ogro y cargó todas las monedas que pudo.
   Cuando regresó a buscar a sus hermanos, el ogro había despertado y se abalanzó sobre él.
   Pero el pequeño dio un salto con las maravillosas botas y el gigantón cayó por un precipicio.
   Pulgarcito y sus hermanos regresaron con sus padres y nunca más pasaron hambre. Pero conservó las botas de siete leguas para recorrer el mundo, cada vez que quiso.                                                                                       
.
“Pulgarcito”. Versión de Alicia Barberis                
  • Conversar sobre lo que ocurre con los personajes de este cuento (el docente guía el momento de intercambio y agrega detalles direccionales durante la clase). Ej: La secuencia habla de ogro,  por lo tanto las preguntas tienen que ser direccionadas hacia el tema que nos convoca. ¿Quién aparece cuando los niños están en la casa?

PROPUESTAS PARA LOS ALUMNOS

  • Recrear con material descartable al Ogro tal cual lo imagina cada uno. (Este trabajo se podrá realizar con distintos materiales con la intención de armar una galería de Ogros en el aula o algún espacio compartido con el resto de la escuela).
  • Escribir la lista de los materiales utilizados para crear el ogro y describir cada uno de los pasos realizados. (Texto instructivo).

VOLVER A LA SECUENCIA

Ogros: Cuarta entrega

PROPUESTAS PARA EL DOCENTE

  • Compartir el video “El gato con botas”, de Charles Perrault.
  • Conversar con los alumnos sobre el tema de esta historia.
  • Preguntar:

¿Hay un ogro en esta historia?

¿Cómo era?

¿Dónde vivía?

¿Cuál era la habilidad del Ogro?

¿Qué ocurrió con él?


PROPUESTAS PARA LOS ALUMNOS

  • Describir con pocas palabras al ogro de esta historia a partir de la imagen que aparece en el libro:

……………………………………………………………………………..

……………………………………………………………………………..

……………………………………………………………………………..

……………………………………………………………………………..

……………………………………………………………………………..

……………………………………………………………………………..



VOLVER A LA SECUENCIA

Ogros: Tercera entrega

PROPUESTAS PARA EL DOCENTE

  • Dialogar  sobre los distintos avisos que pueden utilizarse para promocionar colectivamente un mensaje.

PROPUESTAS PARA LOS ALUMNOS

  • Buscar en el texto y releer los párrafos que cuentan  qué sucede según la forma en la que se levanta el Ogronte.
  • Confeccionar un afiche para recordar a la población sobre los cuidados que deben tener los ciudadanos.
  ¡CUIDADO!  



Si el Ogronte está resfriado…      



Si el Ogronte se pone a picar cebolla…      




Si el Ogronte está contento…  



Si el Ogronte canta…    




VOLVER A LA SECUENCIA

Ogros: Segunda entrega

PROPUESTAS PARA EL DOCENTE

  • Organizar una Ronda de lectores para compartir el texto completo de “Irulana y el Ogronte”.
  • Recrear en forma oral la historia compartida.

PROPUESTAS PARA LOS ALUMNOS

  • Observar las imágenes del Ogronte que aparecen en el libro y completar el siguiente cuadro:
  OGRONTE              CARACTERÍSTICAS (contextura-boca-piel-cabello- vestimenta-calzado)
 






           

VOLVER A LA SECUENCIA

Ogros: Primera entrega

PROPUESTAS PARA EL DOCENTE

  • Compartir el video de “Irulana y el Ogronte”, de Graciela Montes
  • Dialogar:

¿Quiénes son los personajes de esta historia?

¿Qué es un Ogronte? ¿Por qué habla de un Ogronte y no de un Ogro?

¿Cómo es el Ogronte de este cuento?

¿Cómo se viste?

¿Qué come?

¿Por qué la gente le tiene tanto miedo?

¿Tiene amigos?

¿Conocen otras historias que tengan ogros?

¿En qué películas famosas aparecen familias de ogros?


PROPUESTA PARA LOS ALUMNOS

  • Confeccionar una lista de una lista con las cosas que se comió el Ogronte el día que se enojó, y las que pudo haberse comido y que no están escritas en el cuento.
  Cosas que se comió el día que se enojó…    Imagino que pudo haberse comido…  
         







 
..


VOLVER A LA SECUENCIA

Secuencia didáctica:  Ogros

Siguiendo un personaje prototípico: El ogro.

Propuesta para trabajar con cuentos y poemas teniendo en cuenta el material del que se dispone en la plataforma, en los libros de textos entregados a través del programa municipal “A la escuela, mejor con libros” y los recursos audiovisuales de youtube.

(más…)

Otras recomendaciones para armar tus secuencias con brujas.

“…Tener libros en la infancia es algo que cambia la vida y facilita muchos aspectos del conocimiento y del pensamiento. Pero más allá de eso, abre puertas simbólicas. Eso ayuda a vivir.

Creo que todo surge cuando a uno le cuentan historias en la primerísima infancia. Surge con la necesidad de oír una voz todas las noches que cuente todas las cosas que dan miedo. Surge con la idea de una voz que acompaña, que arrulla, envuelve y da nombre al mundo de algunas maneras que uno todavía no sabe nombrar. Un niño al que le cuentan historias es un niño que descubre, de muchas maneras, que hay otras vidas y que la cultura tiene cosas que decirle que le abren una dimensión distinta, simbólica de la vida…”

                                                         Yolanda Reyes

“La bruja Celedonia”, de Liliana Cinetto. Extraído del libro “Cuentos locos para leer poco a poco”. Editorial: Norma, 2011

  • Celedonia no había nacido bruja. Quizá ese era el motivo por el cual, se equivocaba con sus hechizos, como cuando estaba atendiendo a un dragón que se le había apagado el fuego, y por una distracción, mezcló mal los ingredientes y comenzó a echar agua como una manguera.
  • Cuento corto y muy divertido que nos invita a pensar que todos podemos equivocarnos alguna vez.

“La bruja caníbal”, de Gustavo Roldán. Extraído del libro “Cuentos que cuentan los indios”, Editorial Santillana: 2019.

  • Cuento de origen toba, muy lleno de acción.
  • Un matrimonio de brujos que vivía en el monte, disfrutaba de comer carne humana. Tenían una hija que no era como ellos. Cuando se casó, sintió que su madre planeaba comerse al flamante esposo, por lo que deciden escapar la noche de bodas y allí comienza la gran persecución. ¿Lograrán llegar a la otra orilla del río?

“Diario de una bruja”, de Valeria Dávalos. Editorial: La Brujita de Papel, 2016.

  • Es un diario escrito en verso que cuenta las intimidades nunca antes reveladas de una bruja muy coqueta.
  • Ilustrado por Laura Aguerrebehere, es un relato muy disparatado, sorprendente y secreto que nos invita a espiar lo que cuenta a través de las palabras y las ilustraciones.

“Cuentos con hechizos”, de Cecilia Pisos. Editorial: La Brujita de Papel, 2013.

  • Guadalupe Sinverruga es una niña como casi todas las demás. Vive con sus tías, en una casa llena de gatos. Pero algunas cosas la hacen un tanto diferente. Tiene unas escobas encantadas porque, además de ser una niña, es una bruja.
  • Una historia de aventuras que nos invita a treparnos de las escobas como Guada.

“Si yo fuera una bruja”, de Mónica López y Valeria Dávila. Editorial: AZ, 2019.

  • Este libro nos invita a ser una auténtica bruja con nariz ganchuda y escoba voladora. A través de la rima y el humor, esta posibilidad se vuelve real en la mirada de los chicos y los grandes que tantas veces imaginan “Cuántas cosas haría si yo fuera…!”.
  • Ilustrado por Pablo Tambuscio, desde la tapa y las hojas de guarda, hasta la última estrofa.

“La bruja Hermelinda”, de Liliana Cinetto. Editorial: Del Naranjo,2012.

  • El rey Bertoldo quería casar a su hijo; pero ninguna de las jóvenes del reino estaba dispuesta a convertirse en la esposa del príncipe Leodovaldo. Un día y por equivocación, llega Hermelinda al reino.
  • Una historia en que la falta de memoria, cambia el destino de una bruja y la de un reino que dejará de lado viejas costumbres a cambio de la felicidad.

“Brujas mellizas”, de Silvia Schujer. Extraído del libro “Puro huesos”. Editorial: Sudamericana, 2004

  • Es la historia de dos brujas hermanas y mellizas. Idénticas como gotas de agua por fuera, pero muy distintas por dentro. Eran el día y la noche, la luz y la sombra. Por eso pasaban cosas diferentes cuando atendían a sus clientes.
  • Un martes 13, por la mañana, aparece un joven del que se enamoran las dos hermanas. ¡Las cosas que pasan a partir de ese momento! Ninguna de ellas estaba dispuesta a renunciar al joven.
  • Una historia para reírse y pensar hasta dónde pueden llegar la competencia, la posesión, los celos y la venganza.

“La bruja Tula y el príncipe durmiente”, de Jaquelina Romero. Editorial: Quipu, 2019.

  • Es la historia de Tula, una bruja de verdad, temida, despiadada y malvada, conocida por sus infalibles hechizos.
  • Odia bañarse, peinarse, y lavarse los dientes, odia el rosa y los brillos, pero lo que más odia es a los príncipes y princesas. Cierto día, un príncipe se ha dormido por un embrujo sospechoso. Tula preparó la pócima N°204 y se encargará personalmente del asunto.
  • Una historia llena de humor, empatía y valentía, donde la autora deja demostrado que el amor no necesita corona.

“¡Brujicuentos!”, de María Laura Dedé. Editorial Salim, 2013.

  • Brujas que se ponen el peor vestido. O el más horrible perfume. O se ensucian para ir al baile que organiza el ogro, que anda buscando novia. Brujas que por turno hechizan al hijo del guardabosques, convirtiéndolo en rata, maceta o pelotita…que compiten para ver cuál es la más fea, la más mala…que ignoran que en realidad son princesas. Un libro para aprender todo lo que hay que saber sobre brujas.

Sugerencias para realizar durante y/o al finalizar las propuestas.

  • Obra de teatro.
  • Teatro de títeres.
  • Booktrailer con recomendaciones.
  • Grupo de whatsApp para conversar, recomendar, compartir.
  • Zoom o meet  para socializar el resultado de lo trabajado, con las familias.
  • Nube de palabras, a través de la aplicación WordClouds.
  • Mural colaborativo en la plataforma digital Padlet.

VOLVER A LA SECUENCIA

La bruja: Sexta entrega

PROPUESTA PARA LOS DOCENTES

Propuesta de lectura: poesías y canciones.

“Canción de la vacuna”

Había una vez un bru,
un brujito que en Gulubú
a toda la población
embrujaba sin ton ni son.

Paseaba una vez Mambrú
por el bosque de Gulubú.
El brujito se acercó
y el resfrío le contagió.

La vaca de Gulubú
no podía decir ni mu.
El brujito la embrujó
y la vaca se enmudeció.

Los chicos eran muy bu
burros todos en Gulubú.
Es olvidaban la lección
o sufrían de sarampión.

Pero entonces llegó el Doctorrrr
manejando el cuatrimotorrrr.
¿Y saben lo que pasó?
¿No?
Todas las brujerías
del brujito de Gulubú
se curaron con la vacú
con la vacuna
luna luna
lu.
Ha sido el brujito el u,
uno y único en Gulubú
que lloró, pateó y mordió
cuando el médico lo pinchó.

Y después se marchó el Doctorrrr
manejando el cuatrimotorrrr.

María Elena Walsh. Extraído del libro “El Reino del Revés”.


“La bruja Viruja”

Había una bruja
Viruja, viruja,
de picopicotuja
de Pomporellá.

Tenía tres hijas
virijas, virijas,
de picopicotijas
de Pomporellá.

Una iba a la escuela
viruela, viruela,
de picopicotuela
de Pomporellá.

Otra iba al estudio
virudio, virudio,
de picopicotudio
de Pomporellá.

Otra iba al colegio
viregio, viregio,
de picopicotegio
de Pomporellá
Y así termina el cuento
viruento, viruento,
de picopicotuento
de Pomporellá.

Poesía Popular Argentina


La bruja

La bruja, la bruja
Borda sus hechizos
Con hilo y aguja.

Si pierde el caldero,
Prepara pociones
Dentro de un sombrero.

Y si pierde el plato
Se toma la sopa
Dentro de un zapato.

En vez de varita
Usa en sus embrujos
Una cucharita.

La bruja no vuela.
Viaja en el tranvía
Igual que su abuela.

La bruja coqueta
Plancha su vestido
De negra tafeta.

Y peina su escoba
Con los tenedores
Que a veces se roba.

Extraído de “Hechizos de espuma”, de Liliana Cinetto


PROPUESTA PARA LOS ALUMNOS

  • Leer las poesías.
  • Elegir la que más les gusta.
  • Dramatizar y compartir con el resto de la escuela.

VOLVER A LA SECUENCIA